“¿Fútbol por TV abierta? Prefiero recuperar los estadios y el espectáculo”

José Antonio Kast, candidato presidencial del Partido Republicano, cuenta que en su casa hay hinchas de varios equipos de fútbol. “Por suerte la selección chilena nos une”, relata entre risas.

Kast aceptó un mano a mano con AS Chile para hablar de su vida en el deporte y de sus propuestas deportivas de campaña. Fútbol, pesca, rodeo, barras bravas y Educación Física en el colegio. Todo en una misma conversación.

“Yo era fanático del fútbol, pero se perdió con el tiempo. No era el mejor en el colegio, recuerdo que me elegían de los últimos a la hora de armar equipo (risas). Jugaba de defensa y a veces de volante. No siempre el pie llegaba el balón”, confiesa de entrada.

La Universidad Católica y las “barras bravas”

– ¿Cómo se transformó en hincha de la UC?
– Con mi cuñado. Me invitaba siempre al estadio, íbamos al Nacional. Ir a los clásicos era una fantasía. Picaba papel un mes antes para poder tirar en la cancha. Antes era un espectáculo, había un show antes de los partidos, creo que muy parecido a lo que se vive hoy en Estados Unidos. No era sólo el partido mismo. Después fui un par de veces con mis hijos, pero era angustioso por las barras bravas. Se producía mucha tensión. Yo tenía un chuncho y un cruzado, no sabía si tenía que taparlos con una chaqueta o no a la salida. La agresividad era mucha. Al final dije: “Mejor lo veo en la casa y no me expongo”.

– Y si fuera presidente, ¿qué haría con el tema de las “barras bravas”?
– Lo que hicieron en Inglaterra, que es tolerancia cero a la violencia, pero tiene que ser tolerancia cero realmente efectiva. Las leyes de Estadio Seguro no se cumplen. Si alguien es sorprendido con objetos contundentes o las cámaras lo captan en algo, tiene que haber prohibición total de acceso a los recintos deportivos. Hoy hay tecnología para hacerlo, incluso hay torniquetes móviles, hay identificación vía celular, si hay un condenado le puedes poner tobillera. Hay muchas formas de que esto sea un espectáculo otra vez, pero hay que comprometer a los clubes y a los dirigentes de las barras. Hoy las barras están politizadas. Antes se decía que eran de derecha y hoy hay muchos que responden a temas ideológicos. Y se ha dado una disputa entre el club social y las sociedades anónimas. Hay un mal manejo ahí.

– ¿Por qué?
– Porque la ley que se suponía que era para mejorar el espectáculo fue generando una tensión interna en los clubes entre el dueño y el hincha. El dueño también es hincha, pero a veces tiene una mirada de “barra brava” para manejar el tema… Y volviendo a la violencia, tiene que haber sanciones. Si se tiene que cerrar el estadio, se cerrará. Y si se tiene que jugar sin público, se jugará sin público.

José Antonio Kast, la pesca y el rodeo

 – ¿Qué otro deporte le gusta aparte del fútbol?
– La pesca. Nunca he podido coordinar bien la pesca con mosca, que es más bonita, pero la pesca con fierro también es una actividad familiar. Irse en un bote con tres personas toda una tarde es algo lindo. Me encantaría subir cerros, pero no me acompañan las rodillas. En un momento me gustó el esquí y también el trote, pero lo he dejado. Si dijera que hoy hago deporte, sería una mentira.

– También le gusta el rodeo…
– Sí. Yo no soy huaso de nacimiento, pero siempre viví en Paine y Buin, entonces tengo costumbres del campo. Interactué mucho con los huasos de esa zona y es todo un ambiente. No es sólo el rodeo. El manejo de riendas, el Cuasimodo, es todo un entorno a las tradiciones chilenas. La gente de la ciudad muchas veces no aprecia lo que hay detrás del rodeo. Están acostumbrados al rodeo a la antigua y hoy está muy reglamentado. El rodeo es parte de la cultura campesina y esas tradiciones las valoro.

– Hay gente que incluso quiere eliminar el rodeo, se habla de maltrato animal. ¿Qué opina usted?
– No estoy de acuerdo, no comparto. Las maneras en que se manifiestan, además, no son las adecuadas. Se manifiestan cuando hay rodeo en zonas urbanas, pero en Chile el rodeo es el deporte que más gente congrega después del fútbol, incluso puede ser más. Hay un desconocimiento de las tradiciones del campo. Seguro que la mayoría de los jóvenes que irrumpen en las medialunas no conocen los lugares donde están los caballos.

Carlos Caszely y Charles Aránguiz

– Hace un tiempo tuvo una charla con Carlos Caszely y mucha gente se sorprendió, porque políticamente piensan muy distinto. ¿Cómo fue eso?
– Caszely me sorprendió por su calidad humana y es uno de los futbolistas más destacados de Chile de todos los tiempos, en España es muy reconocido. Piensa distinto, pero no guarda rencor. Me dijo que eso se le debe a su madre, ella le pidió que no guardara odio en su corazón, siendo que su mamá lo pasó muy malo en la época del Gobierno Militar. Lo encuentro solidario, realiza muchas actividades de bien común que son desconocidas. Es un articulador de equipos, me sorprendió gratamente. Hemos seguido hablando después de eso.

– En pleno estallido social tuvo palabras fuertes contra Charles Aránguiz. ¿Como le fue con eso, pensando que él es uno de los más querido de la Roja?
– Ahí aprendí que con el “Príncipe” no, me hice famoso (risas)… Lo mío no es contra él, yo en él reconozco la superación de todas las dificultades, es admirable, un gran deportista. Pero hay temas que uno tiene que cuidar y las instituciones hay que respetarlas, más allá de las diferencias. No me gustó cómo se refería a Carabineros y el Ejército, cayó en la distorsión con la que se mostró lo que estaba ocurriendo. Y bueno, palabras sacan palabras. Yo respeto mucho a las Fuerzas Armadas y de Orden y que alguien que es un ícono del deporte nacional caiga en esas descalificaciones no me gustó. Mis reacción fue muy dura, pero sus palabras no se condicen con lo que es Chile y sus instituciones.

Las sociedades anónimas y el fútbol por TV abierta

– Daniel Jadue y Gabriel Boric plantean que al menos el 51% de las sociedades anónimas deberían estar en mano de los socios. ¿Qué le parece?
– Hay que revisar esa norma. Las leyes, en general, cuando se plantean tienen una buena inspiración, pero después de un tiempo tienen que ver si se dio lo que se buscaba o no. En Inglaterra los grandes equipos son de jeques árabes y los hinchas son hinchas más allá de los dueños. En Chile se produjo un quiebre entre la sociedad anónima y los fanáticos. Lo vemos en Wanderers, Colo Colo, la U… La especulación termina echando a perder el sistema.

– Hay candidatos que plantean que el fútbol debería verse por TV abierta, ¿cuál es su postura?
– Lo hicieron en Argentina y es parte del populismo. Antes de dar fútbol por TV abierta, recuperaría los estadios y los espectáculos. La TV ha sido una fuente de ingreso importante para los clubes, entonces habría que preguntarle a esos candidatos presidenciales si vuelve a la TV abierta, cuánto tendría que darle el Estado a los equipos. El fútbol profesional genera recursos y una de esas maneras es a través de la TV. ¿Cómo reemplazamos eso? Es muy fácil hacer promesas, pero después veremos si el fútbol tiene la misma calidad.

– ¿Que se podría hacer con esos recursos?
– Ocuparlos, pero no en fútbol profesional, sino en la ANFA. Fomentemos el fútbol de verdad. Hoy casi ya no quedan canchas de fútbol, por ejemplo en zonas rurales. En el primer gobierno de Piñera hubo una política que se llamaba “Mi cancha, mi quincho”, que tenía que ver con esto. Ahí tenemos que invertir. Tenemos que hacer que el fútbol amateur tenga recursos y no se financie con la venta de bebidas y la clandestinidad. En Chile, además, tenemos muchas multicanchas, pero ya no son multicanchas, son sólo de baby o de futbolito. No hay aro de básquetbol, no se puede instalar la malla de voleibol ni se puede jugar handball. Hay que buscar la manera de ocupar esas canchas 24-7, pero ahí pasamos al Estado de Derecho. En muchos lugares las multicanchas están tomadas por gente que bebe alcohol y que consume droga.

El Ministerio del Deporte y Educación Física en los colegios

– ¿Siente que hoy en Chile hay deportes a los que la gente de menos recursos no puede acceder?
– Falta voluntad política. Yo conozco un grupo de personas en Paine que sacó adelante un equipo de rugby popular, pero es una iniciativa privada. Ellos te demuestran con números cómo influyen en la calidad de vida de las personas. El rugby es uno de los deportes que más espíritu de equipo genera. Ellos se aman y, además, caben todos: el alto, el flaco, el gordo, el chico… Hay experiencias y eso se puede repetir, pero falta la articulación entre el mundo privado y el público. La jornada escolar completa estaba pensada en talleres de arte, computación y deportes, no en tener más Matemáticas ni Biología. Hay cientos de películas que demuestran cómo el entrenador cambia la vida a los jóvenes. La disciplina te lleva a cultivar ciertos valores. Cuando se habla de que el deporte es el mejor arma contra la droga, es verdad.

– Hay candidatos que plantean que el ministro del Deporte debe ser un ex deportista, ¿usted opina igual?
– No necesariamente. Juan Tagle, presidente de Universidad Católica, no fue el más destacado futbolista. Tampoco el mejor médico es el director del hospital o el mejor biólogo es el director del laboratorio. Son aptitudes distintas. Lo importante es ver cómo mejoramos la gestión. Tenemos el IND y el Ministerio del Deporte y no andan al mismo ritmo. Es lo mismo con la Conadi y los pueblos originarios. No funciona bien la Conadi y quieren formar un ministerio. El IND era una fuente de corrupción tremenda y crearon el Ministerio del Deporte. Nosotros hemos dicho que vamos a reducir a 12 los ministerios. Antes era Educación, Cultura y Deportes. Se dividió en tres y la gestión no mejoró en tres. Como decía mi papá, ¿dónde está la plata? Tenemos que generar más recursos para los deportistas y sincerar muchas situaciones que ocurren en las distintas federaciones.

Vía AS Chile:

https://chile.as.com/chile/2021/09/07/masdeporte/1631012381_484757.html?id_externo_rsoc=CM_CH_FB

Tags

Share this post:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore